¿Seguirá el derrumbe en venta de autos?: responden las empresas de Argentina

OPINIÓN Por
El mercado pasó de palpitar un récord histórico a prever una caída anual del 30%. Qué escenario ven las terminales de cara al inicio de 2019
AUTOS

El mercado automotor vivió en lo que va de 2018 dos realidades exactamenteopuestas: pasó de celebrar ventas récords en la primera mitad, a un caer en unprecipicio inesperado en los últimos meses.

A menos de 50 días para terminar el año, en el sector prevén que el 2018 culminarácon 800.000 unidades patentadas, muy por debajo de las 955.000 de 2017. 

Lo que preocupa, y mucho, es la tendencia: en septiembre, la caída fue del 35%; enoctubre, en tanto, el bajón fue nada menos que del 38%. Esto, en un contexto en elque se hunden los planes de ahorro y que más compradores están teniendoproblemas para afrontar el pago de las cuotas. 

Además, esta inercia hace prever que 2019 arrancará con un piso muy bajo. Es decirque las automotrices se enfrentarán con un mercado mucho más peleado. 

¿Cuál es la visión en las terminales? ¿Se mantendrá débil la demanda? ¿O hay razonespara anticipar un repunte? En diálogo con iProfesional en el marco del salón delAutomóvil de Brasil 2019, ejecutivos de las principales automotrices plantean quehabrá dos momentos diferenciados. Y en base a eso están preparando suplanificación.

Hay tres ejes que marcarán el camino de las compañías y que tienen en vilo a losejecutivos:

-El primero es cómo evolucionará el mercado interno y la financiación.
-El segundo, qué pasará con la producción y exportaciones.
-Según cómo evolucionen estas variables definirán el plan de inversiones que ya está en marcha y contempla desembolsos por 5.000 millones de dólares en el corto plazo.

Las ventas al mercado interno

El 2019 arrancará con un mercado débil, consecuencia de haber tenido un últimocuatrimestre con fuertes desplomes. 

Pero más allá de las cifras, los directivos de las principales marcas admiten que labaja cobrará más relevancia porque la comparación se realizará contra uncuatrimestre histórico en ventas, como sucedió entre enero y abril de 2017. 

“En Volkswagen vemos un 2018 cerrando en 760.000 unidades. Y el primer trimestreserá duro, porque venimos de un período récord. Estaremos comparando contra elmejor trimestre de la historia, así que será difícil”, explicó Pablo Di Si, presidente deVolkswagen Latinoamérica.

Según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina(ACARA), hasta abril de este año se vendieron 352.109, un crecimiento del 18,4% comparado con el primer cuatrimestre de 2017, en el que se había registrado 297.395vehículos, la mayor cifra de todos los tiempos.

¿Y con qué meta trabajan de cara a 2019? Desde Volkswagen prevén que secomercializarán unos 700.000 autos durante el año próximo. Es decir, 255.000 menosque en 2017. 

Carlos Zarlenga, CEO de Chevrolet Mercosur, en tanto, pronosticó que el períodoactual culminará en cerca de 800.000 unidades comercializadas. Y, consultado sobre2019, planteó que "si uno anualiza la actividad del último trimestre, el promedio es de650.000 vehículos". 

Sin embargo, aclaró que dicho promedio toma el punto más bajo de la serie, cuandose dio de lleno el salto del precio de los 0Km. Sin embargo, en 2019 habría unarecomposición salarial, algo que -según el directivo- podría darle algo de impulso a lademanda. Por lo que estimó que el número final estará un poco por encima de esevalor. 

Sin embargo, la posibilidad de que los patentamientos recuperen más terrenodependerá del nivel de las tasas de interés, que hoy están en niveles muy elevados. Así como de la evolución de los planes de ahorro, que actualmente están en plenacaída. 

“En Chevrolet invertimos mucho en esta herramienta. Esperemos que tras lasparitarias próximas las cuotas, que aumentaron mucho, se acerquen nuevamente albolsillo de la gente y se puedan poner al día los clientes que vienen con mora” comentó el número uno de Chevrolet.

Justamente en Fiat, para palear esta situación, lanzaron un plan de refinanciaciónpara los clientes que quedaron retrasados.

En Ford, también consultados sobre el tema, admiten que si se normaliza lamacroeconomía, las ventas volverán a crecer en 2019, pero la confianza será clavepara consolidar esta tendencia.

Respecto de los precios, variable clave para entender la caída en ventas, los directivoscoinciden en señalar que, como buena parte de la devaluación ya se trasladó, la"puesta al día" está más cerca. De modo que, de no acelerarse la suba del billeteverde, debería haber más calma en este frente en los próximos meses. 

Producción y exportaciones

El segundo tema que miran de cerca las automotrices es qué pasará con laproducción, para lo cual los mercados externos son la clave. Y en este aspecto esdonde hay más optimismo, porque confían en que seguirá la recuperación del paísvecino.

“Brasil este año va a cerrar en 2,6 millones de autos patentados, con una suba de14%; y el año que viene prevemos un mercado de 2,8 millones, con un alza del10%. La Argentina le exporta a Brasil entre 150.000 y 160.000 autos, de forma tal quecreo que el 10% crecimiento del país vecino se verá reflejado en la industria local. Esuna buena oportunidad para nosotros”, comentó Zarlenga.

En Volkswagen también tienen buenas expectativas, teniendo en cuenta que lasventas de Amarok crecieron mucho en ese destino.

“Llegamos a la mayor participación histórica en el segmento de pick-ups, con el 25% en octubre. Tenemos un foco grande en estos productos. Aumentamos laproducción de Argentina para Brasil y eso continuará”, dijo Di Si.

Además del país vecino, las marcas tienen su foco en la apertura de otros mercados. En el caso de Toyota, desde su planta local abastecerá a toda la región, tras lapulseada que le ganaron a Tailandia.

Nissan, por su parte, también contribuirá el año próximo al crecimiento de lasexportaciones con la puesta en marcha total de la fabricación de Frontier y el iniciode la producción de Mercedes Benz Clase X y Renault Alaskan.

“Acá hay un tema clave que es la competitividad. Cuanto más competitivos seamos, más fuertes vamos a estar, porque no dependeremos solo de Brasil sino quepodremos ganar otros mercados. Ese es el desafío que le pongo siempre al Gobiernoy les digo que necesitamos hacer las cosas bien para no pensar solo en Brasil”, comentó José Luis Valls, chairman de Nissan América Latina.

En este sentido, también es clave el futuro político tras el cambio de gobierno en elpaís vecino, sobre todo tas las primeras declaraciones del presidente electo, JairMessias Bolsonaro, que habló del Mercosur y creó preocupación.

“Que el bloque no sea prioridad no quiere decir que se desprecie. Ellos entiendenque los países están interconectados. Bien o mal, eligieron que el modelo de país nosea el Mercosur. Creo que mirarán mas a Chile como modelo con una economía másabierta”, dijo Di Si.

En general, las automotrices se muestran conformes con las señales que dieron en elplano económico, las cuales no entorpecerán la relación con la Argentina.

Inversiones
Sobre el futuro de las inversiones, las marcas confirmaron que los planes siguen enmarcha tal como estaba previsto. Volkswagen y Chevrolet son dos de las firmas queeste año confirmaron grandes desembolsos, mientras que Nissan acaba deconcretarlo.

“Muchos me preguntan sobre el momento en que realizamos las inversiones. Perocuando pensamos en la Argentina, hay que entender que pensamos enLatinoamérica, ya que se complementa con Brasil. En ese juego estratégico se hadecidido hacer vehículos de pasajeros en Brasil, y destinar la planta local a las pick-ups. Fortalecer los dos mercados y luego salir a otros países”, explicó Valls.

En lo que coinciden todas las automotrices, es que se necesita competitividad y unmarco estable, ya que en base a eso se hicieron las inversiones. “En Japón creen en elpotencial región, creen en el potencial de complementación entre ambos países y enel potencial en pick-ups en Latinoamérica”, ratificó Valls.

Di Si, por su parte, aseguró que el contexto de incertidumbre actual no afecta paranada los proyectos de la terminal. 

“Cero impacto”, aseguró. “Tuvimos la reunión del consejo de VW y no se preguntó nise discutió la inversión, porque esos proyectos son más importantes en estosmomentos, ya que la producción se exporta. En Córdoba el 98% de las cajas son paraotros mercados, mientras que más del 60% de la producción del futuro SUV Tarekserá exportado también”, agregó Di Si.

En cuanto a las recientes retenciones a las exportaciones y baja de los reintegros, DiSi también dijo que cuando hay cambio de reglas no es positivo: “Se lo expresamos alGobierno, le dijimos que no es positivo hacerlo de esa forma. Entiendo la parte fiscalde Argentina, lo que no quiere decir que este de acuerdo o me guste, pero laentiendo". 

 

 

Con información de www.iprofesional.com sobre una nota de Guillermina Fossati

Te puede interesar