¿Hay pescados «mutantes» en las aguas del lago San Roque?

Un verdadero revuelo se desató por una fotografía de una carpa que tiene malformaciones
f800x450-89340_140786_0

 La fotografía de una «carpa deforme» que habría sido pescada días atrás en las aguas del lago San Roque causó un verdadero revuelo en la sociedad cordobesa. Fue compartida en las últimas horas por la diputada mestrista Olga Rista, quien reclamó al gobierno provincial que se tomen medidas urgentes para avanzar en el saneamiento del embalse que provee de agua a la ciudad de Córdoba.

«Pescaron una carpa deforme en el lago San Roque. Parece un capítulo de Los Simpsons, pero es la lamentable realidad de un gobierno al que no le importa la salud de los cordobeses ni el medio ambiente. ¡Se deben tomar medidas urgente, ya no sabemos cómo decirlo!»; escribió en Twitter, al tiempo que trascendió que el ejemplar habría sido pescado el último sábado frente al casino.

Tras la difusión de la imagen, EL DIARIO entrevistó a varios pescadores de la región. Walter estaba pescando ayer en el mismo sitio donde habrían sacado la carpa con malformaciones y reconoció: «No me da miedo, pero me da bronca que no se cuide el medioambiente. Estas son consecuencias de la contaminación, yo hago pesca deportiva y no consumimos lo que sacamos. Saco pejerreyes y los devuelvo al agua, la gente es lo más mugriento que hay. Acá echamos culpa al gobernador, al intendente, pero nadie se fija lo que estamos haciendo nosotros. Tendríamos que un poco más conscientes y cuidarlos al lago, acá nomás fíjate la cantidad de basura que hay acumulada. En lugar de tirar la botella al lago, podrían arrojarla en un cesto».

«Desde hace algún tiempo, lo que llama la atención es que un pescado del lago no dura más de un minuto o dos afuera del agua, cuando en otros lugares puede llegar a estar hasta media hora antes de morirse. Me sorprendió»; contó.

«Nunca me encontré con algún pescado con malformaciones, pero jamás comería un pescado de acá. Andá a saber la cantidad de bacterias y porquería que hay, no es saludable»; sostuvo Walter.

Por su parte, Juan suele pescar en la zona de Playa Esmeralda y se mostró descreído de la foto difundida: «Me llama la atención que salgan con eso ahora, yo pesco desde hace treinta años en el lago y nunca vi nada parecido. Incluso, más de una vez he comido carpas y pejerreyes que saqué».

En el mismo sentido, Marcelo apuntó: «Yo no creo que eso haya salido de acá, la otra vez también decían que habían sacado un monstruo y resulta que era una carpa que estaba podrida. La gente dice muchas pavadas, pero lo que nadie puede negar es que el agua está muy sucia». «Yo creo que la situación no da para más, pero acá todos somos responsables. Cada dos por tres, encuentran un caño que tira porquería al lago y los que viven en ese lugar lo saben, se hacen los zonzos»; finalizó.

Fuente: El Diario de Carlos Paz

Te puede interesar