Desde la UIA advierten que el acuerdo de precios es solo “un paliativo temporal” y piden un “programa de estabilización”

POLÍTICA Por
Daniel Funes de Rioja, vicepresidente segundo de la entidad, opinó sobre las medidas que anunciará el Gobierno para fomentar el consumo.
DANIEL FUNES DE RIOJA

El vicepresidente segundo de la Unión Industrial Argentina (UIA) Daniel Funes de Rioja advirtió que el acuerdo de precios que presentará este miércoles el Gobierno servirá como un "paliativo temporal" mientras se intenta bajar la inflación.

"Los acuerdos de precios se deben dar en el marco de un programa de estabilización macroeconómica para bajar la inflación. Son medidas de transición. Esto puede servir como paliativo temporal mientras se logran las metas concretas y en tanto y en cuento no haya distorsiones en el proceso", explicó Funes de Rioja.

En diálogo con radio Futurock, el dirigente industrial, también presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), señaló que los instrumentos legales para la implementación del acuerdo de precios "están", pero pidió "un acompañamiento colectivo" para garantizar su éxito.

"Cuando se generan psicosis de consumo, la gente stockea y agravan los problemas. Esta medida busca calmar los ánimos. En la Copal se comprometen a abastecer por una determinada cantidad porque tienen límites de producción. Entonces tiene que haber un acompañamiento colectivo. No se pueden poner un inspector en cada góndola. Quizás se podría limitar la cantidad de unidades a llevar de un mismo producto. Alguna lógica hay que buscar", amplió.

Consultado sobre la "causa de la inflación", Funes de Rioja dijo que no son "los precios de los alimentos, sino los desequilibrios fiscales que históricamente vienen llevando a la Argentina a niveles de endeudamiento muy grandes".

"Hay más factores: se importa más de lo que se exporta. Claramente hay que poner una política fiscal congruente. Entre Nación, Provincia y Municipio, un alimento tiene 40 por ciento de impuestos. Hay costos logísticos de traslado que triplican el precio internacional. Tenemos tasas de interés altísimas, costos laborales no salariales que afectan particularmente a las pymes y economías regionales y podría seguir con una serie de distorsiones", señaló.

Por último, dijo que la promesa de una recuperación económica es "una esperanza y una necesidad": "Algunos sectores, como el de la carne roja, la porcina y la pesca, están teniendo números positivos. La mayoría no lo ve o no se nota, porque una cosa es recuperación y otra es que se vea. Ojalá podamos cerrar el año sin recesión".

Con información de www.clarin.com

Te puede interesar