Un casuario, una de las aves más peligrosas del mundo, mató a su dueño después de darle un golpe letal

Estos animales suelen ser pacíficos, pero sus uñas afiladas y su potencia pueden ser mortales.
qnhj7tyYo_1256x620__1

Un casuario atacó con las garras a su dueño, un hombre de 75 años, provocándole heridas que resultaron letales. Vivían en la misma propiedad del condado de Alachua, Florida.

Todo ocurrió cuando Marvin Hajos estaba caminando en el jardín de su casa. Allí, vivía junto al ave, considerada una de las especies más peligrosas del mundo por sus garras afiladas y su fuerza.


De pronto se tropezó con un objeto, cayó al piso y el casuario, asustado, atacó a su sueño en modo de defensa. "Parece que se trató de un accidente", sostuvo el jefe de policía Jeff Taylor al medio local Gainesville Sun.

Aunque es un animal por lo general pacífico y tímido, cuando se sienten acosados son hábiles dando patadas. Este golpe puede resultar muy peligroso e incluso, como ocurrió en Florida, letal.


Esta especie de ave emparentada con los emúes, alcanzan 1.80 metros de estatura y pueden llegar a pesar 60 kilos. La especie se denomina Casuarius y es originaria de Australia y Nueva Guinea.

Sin embargo, lo que los convierte en un ave realmente particular son sus pies, que pueden llegar a medir 23 centímetros de largo. En el dedo interior de éstos cuentan con una gran uña afilada.


Los casuarios, ave emparentada con los emúes, alcanzan 1.80 metros de estatura (Instagram).
En relación a la tenencia de un casuario en un domicilio particular, la Comisión de Conservación de Peces y Vida Silvestre del estado le exige a las personas contar con "experiencia sustancial" para su cuidado y "cumplir con los requisitos específicos para albergarlos", según detalló al medio local la portavoz del organismo, Karen Parker.

Las autoridades aún no han concretado qué ocurrirá con el ave, o los resultados de la autopsia, aunque sí avanzaron que el ataque se produjo cuando Marvin Hajos alimentaba a sus animales.

Fuente: Clarin

Te puede interesar