Las medidas del Gobierno no incluyen cambios por ahora en el programa con el FMI

ECONOMÍA Por
Buscan bajar la inflación y estimular el consumo. Pero no hay ningún tipo de flexibilidad por ahora en el acuerdo con el Fondo.
MEDIDAS FMI

A pocos días de que el presidente Mauricio Macri anuncie un paquete de medidas para frenar la inflación y estimular el consumo en un año electoral, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dijo en Washington que el plan no incluirá anuncios sobre reformas del programa con el Fondo Monetario Internacional, una versión que circulaba en Buenos Aires. Destacan, sin embargo, que con el FMI hay un diálogo permanente sobre el plan económico.

“El anuncio del Presidente no incluye anuncios respecto del Fondo. Es un paquete de medidas que acordamos con todos los socios de Cambiemos”, dijo Frigerio a periodistas argentinos al término de un panel en el marco de la Asamblea del FMI y el Banco Mundial que culminó ayer en Washington.

Cuando se le consultó si existen discusiones para hacer algunas modificaciones sobre el programa pactado con el organismo, Frigerio señaló que “nosotros siempre charlamos con el Fondo para ver qué instrumentos adicionales podemos tener para transitar mejor este camino difícil, pero no está previsto que el Presidente anuncie algo más allá de este paquete de medidas que hemos trabajado estos últimos días”, señaló, por lo que no descartó cambios en el futuro.

El presidente anunciará el miércoles un paquete de medidas destinadas a atenuar la suba de precios de los productos básicos e incentivar el consumo, un intento para mejorar los ingresos reales de los asalariados, sobre todo de los sectores más rezagados. En Buenos Aires había circulado estos días que los funcionarios argentinos que estaban en Washington por la Asamblea también intentaban negociar algún tipo de flexibilización del programa con el FMI –que incluye déficit fiscal cero para este año— ante la perspectiva de una inflación que no cede y cuando las encuestas comienzan a poner ciertas sombras sobre la posible reelección de Macri en octubre.

Aunque fue menos locuaz que Frigerio, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, también desmintió que se haya conversado con el Fondo sobre la posibilidad de algún alivio. Al finalizar un panel sobre infraestructura, el ministro fue consultado sobre posibles modificaciones del acuerdo o un cambio en las bandas de flotación cambiaria. Dujovne dijo “no” a ambas preguntas.

El Gobierno inicia hoy una semana que puede ser clave en cuanto a sus expectativas electorales. Hoy lunes se pone en marcha el sistema de subasta de 60 millones de dólares diarios del Tesoro, un proceso que acordó con el FMI por un total de 9.600 millones hasta noviembre, es decir que se estira hasta más allá de un eventual balotaje que pueda definir al próximo habitante de la Casa Rosada. Se cree que esta medida dará mayor alivio a las presiones sobre el dólar, que la semana pasada ya se había tranquilizado al comenzar a entrar la liquidación del sector agroexportador.

El martes se dará a conocer la inflación de marzo. El INDEC difundirá un número que, según trascendió, será preocupante porque rondará cerca de un 4%, más de lo esperado.

El miércoles, Macri anunciará formalmente el paquete de medidas. Por lo que ha trascendido, la idea es consensuar entre productores y grandes puntos de venta al público un acuerdo para frenar los precios en todo el país durante seis meses de una canasta de entre 40 y 60 productos básicos de consumo masivo. También se habla de contener las tarifas de los servicios públicos e incluso que algunos puedan ser pagados en cuotas. Además, podrían otorgar créditos para jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales.

Frigerio dijo que los anuncios buscarán estimular el consumo, ayudar a bajar la inflación, y transitar una “coyuntura difícil”, pero rechazó la idea de que los anuncios indiquen que el plan acordado con el Fondo ha fracasado.

“Cuando uno aplica medidas monetarias distintas a las que veníamos trabajando, como se hizo el año pasado, tenés que generar un retardo de por lo menos un semestre hasta que esas medidas comiencen a tener un impacto real”, indicó Frigerio. “Eso significa que estas medidas tardan en tener un impacto en el nivel de precios y nosotros somos conscientes de que este camino es un camino muy difícil para una parte importante de los argentinos y entendemos que tenemos que tener algunas medidas para aliviar ese difícil tránsito hacia poder domar la inflación, que está vinculado con lograr el equilibrio de las cuentas públicas”, afirmó.

Tanto Dujovne como el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, se reunieron esta semana por separado con David Lipton, el número dos del FMI, considerada la máxima autoridad técnica del organismo. De los encuentros también participó Roberto Cardarelli, el jefe de la misión del Fondo que viaja constantemente a Buenos Aires para analizar la marcha del programa. Al ser consultado sobre su encuentro con Lipton, Dujovne respondió: “Seguimiento del programa, números fiscales. Rutina. Todo rutina”.

 

 

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Paula Lugones

Te puede interesar