Luego de más de 20 años, cambiará la empresa que hará el escrutinio provisorio

POLÍTICA Por
Desde 1997, la encargada fue la española Indra, pero tras una nueva licitación la tarea quedará en manos de otra compañía.
EMPRESA ESCRUTINIO

Desde 1997, Indra fue la empresa responsable de realizar el escrutinio provisorio en las elecciones nacionales. Sin embargo, tras más de 20 años, esta tarea cambiaría de manos, ya que el nuevo responsable de llevar a cabo esta labor será quien resulte vencedor del balotaje entre la venezolana Smartmatic y la catalana Scytl, compañías que presentaron las mejores ofertas en el concurso público internacional que llevó adelante el Correo Argentino de cara a los próximos comicios.

Este viernes, en la sede Barracas del Correo Argentino, se realizó el acto de apertura de las ofertas económicas para el concurso público internacional para el escrutinio provisorio de las elecciones que se realizarán durante este año. Quienes llegaron a "la final" fueron Indra, Smartmatic y Scytl, las cuales fueron las únicas que aprobaron los requisitos técnicos y de antecedentes.

Sin embargo, ahora se deberá definir entre â€‹Smartmatic y Scytl en una suerte de balotaje, ya la diferencia entre ambas propuestas es menor al 10%, ya que la venezolana ofertó por 17,1 millones de dólares y la catalana lo hizo por 17,9 millones de dólares. En tanto, la proposición de española Indra fue por 19,2 millones de dólares, por lo tanto quedó fuera de carrera.

De todas maneras, desde la empresa que lleva más de dos décadas realizando esta tarea alertaron que podrían recurrir a la Justicia para evitar que se adjudique el escrutinio provisorio a sus competidoras, ya que, durante las primeras horas de la mañana, la española había solicitado la suspensión del concurso y que pidió que se realice un nuevo dictamen técnico y de antecedentes, porque el Correo Argentino no consideró las observaciones que presentaron contra sus adversarios.

Según el escrito, Indra le pide a la institución nacional que "de forma urgente" suspenda "la apertura de sobres y evaluación económica del recuento provisional de resultados para las elecciones", ya que advierte que se registraron irregularidades en los puntajes dispuestos en las ofertas técnicas. "Se busca evitar que los perjuicios al interés público resulten de una eventual adjudicación a empresas que no revisten garantías y condiciones mínimas necesarias para llevar adelante", explicaron. 

Vale destacar que desde 1997, la empresa española fue la responsable de realizar el escrutinio provisorio, además de proveer el hardware, software y carga de resultados, una tarea que, durante las elecciones legislativas de 2017, le significaron una facturación por 23 millones de dólares. En tanto, este año se registrarán algunos cambios en comparación con los anteriores comicios, ya que se les exigió (en las PASO, las generales y un posible balotaje) el escaneo de las actas en los centros de votación y su transmisión digital, además de contar con los resultados antes de las 22 horas. Siempre y cuando el recuento provisional cuente con el 90% de votos, en condiciones, antes de las 21 horas.

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar