Para fiscal del caso Balbo, fue un crimen de hinchas comunes

JUDICIALES Por
Mariano Antuña, dijo a Cadena 3 que hubo una "suerte de transformación que se sufre por la cultura del aguante (sic)" y que la imagen del "hincha romantizado no existe sino que es una lucha bélica".
descarga (4)

El fiscal del Caso Balbo, Mariano Antuña, dijo que lo que más asusta de la situación que se vivió en abril de 2017 con la muerte del hincha en el partido de Belgrano es que "fue un crimen de hincha comunes".

"No había barras bravas y salvo la relación previa de Balbo con Gómez, el resto eran hinchas comunes", advirtió.
En estas circunstancias, para Antuña hubo "una suerte de transformación sobre lo que sufre la cultura del aguante" y sostuvo que "la imagen del hincha romantizado del fútbol no existe, sino que es una lucha bélica que genera esto".

Señaló también que fue reprochable la omisión de los que no hacen nada. "Pese a que no tuvieron relevancia penal fue moralmente repudiable", opinó.

"Se supone que estamos viviendo en sociedad y eso de decir 'él es un clandestino un infiltrado en nuestro equipo' es muy grave. Gómez al decir lo que dijo tenía conciencia de lo que quería y lo que buscaba era un linchamiento", consideró.

"Acá era una trampa mortal, en esa tribuna había 9.500 espectadores, si reaccionaba el 1% teníamos casi 100 personas y esto sumado a la indiferencia de la mayoría y a la complacencia, porque esa parte final me parece horrorosa", manifestó.

"Cuando se lo sube a Balbo a la parte de arriba hay gente que lo ayuda, y hay un testigo desgarrador que dice que trataban de que no siguiera subiendo porque daba la sensación de que lo iban a tirar de arriba", recordó.

"Varios decían tírenlo, pero Balbo logra zafar, baja y cuando quiere bajar por el costado no lo dejan y ahí no lo ayudan y es horroroso ver cómo se pelean por quien le pegaba más y lo empujan. Ni hablar está tirado y le siguen gritando salvajemente con insultos y agreden a los médicos para que no loa tiendan", lamentó.

Por último, Antuña contó que entre los que intervienen había caras de hombres con "disfrute y goce, sonrientes" y la única cara que muestra algo de empatía era una mujer

Fuente: Cadena 3

Te puede interesar